¿Soldados o víctimas?

Los hijos de Dios son como soldados que están siendo capacitados para pelear las batallas de esta vida.

“Timoteo, hijo mío, saca fuerzas del generoso amor que Dios nos da por pertenecer a Jesucristo.  Has escuchado mis enseñanzas confirmadas por muchos. Ahora enséñaselas a personas dignas de confianza, que a su vez puedan enseñárselas a otros.  Como un buen soldado de Jesucristo, comparte conmigo el sufrimiento.  Ningún soldado pierde su tiempo pensando en asuntos de la vida civil, porque lo único que le preocupa es agradar a su capitán”  2 Timoteo 2: 1-4 Palabra de Dios para Todos (PDT)

El ser humano cuando pasa de ser criatura hecha por Dios a ser HIJO DE DIOS por medio de Jesucristo, cambia su condición de pecado, a ser aceptado por Dios, con una nueva naturaleza santa.  También debe de cambiar su manera de vivir y de pensar.

Los hijos de Dios son como soldados que están siendo capacitados para pelear las batallas de esta vida.  La mentalidad debe de ser soldado del ejército de Dios y no victimas del enemigo de las almas y del mundo.

El buen soldado siempre espera estar cerca de su comandante para seguir instrucciones.  El buen soldado cuando un compañero se queda sin municiones le comparte de las suyas.  El buen soldado está dispuesto a sufrir.

El buen soldado siempre espera estar cerca de su comandante para seguir instrucciones.

El comandante sabio y efectivo da a sus soldados un grito de guerra que los anima y los impulsa a hacer lo que tienen que hacer.  Igual el apóstol Pablo le decía a su discípulo Timoteo, “acuérdate de Jesucristo”. Todos los días, nuestro Señor habla a nuestro espíritu y nos dice: “lo que hice en la Cruz lo hice, por ti”

Reflexiona Sobre Esto

  • ¿Usted cree que es un soldado del ejército de Dios?
  • ¿Sus pensamientos son de victoria o de derrota?
  • ¿Se fortalece todos los días en el Señor?

Lectura Del Día

Romanos 12, Mateo 8:5-13, 2 Timoteo 2:1-13 

Siguenos en Facebook
1 Views
Facebook Comments