Sin dirección no hay destino

Modelo de oración Neo testamentaria.

Cuando hablamos del modelo de oración neo testamentaria, es la guía de oración que leemos en el libro de los Hechos. Ellos no se movían sin la dirección de Dios. ¿Y cómo llegaba la dirección de Dios? Con ayuno, oración, adoración y clamor.

Encontramos en el libro de los Hechos que Él Espíritu Santo les prohibió ir a predicar a Asia:

Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió. Y pasando junto a Misia, descendieron a Troas. Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos. 10 Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio. Hechos 16:6-10

Cosas interesantes que rescatamos de este pasaje.

  • El Espíritu Santo les prohíbe ir a predicar. El predicar no es malo, pero hacerlo sin dirección de Dios no tendrá el mismo efecto que ser enviado por Dios, que conoce las necesidades y los corazones de todos los seres humanos.
  • Ellos sabían que El Espíritu Santo se los había prohibido hablar Palabra en Asia, pero siguieron cumpliendo el propósito para lo que fueron llamados, anunciar las buenas nuevas, en este caso en Misia, pero tampoco se les permitió.
  • Cuando la revelación llegó, se guiaron por el Espíritu Santo para confirmar que la revelación provenía del Cielo, y la voz de Dios les aprobó el viaje a Filipos.

Uno de los errores mas comunes es iniciar un proyecto y después orar. El orden de Dios es orar y esperar que Dios diga si o no. La estrategia es clara, si Dios no habla o confirma, simplemente hay que esperar instrucciones.

Recuerdo en una oportunidad que una familia se mudó de país, y cuando estaban en el aeropuerto me llamaron para que orara por ellos y el viaje, para que Dios abriera “puertas”.  Como este ejemplo podemos mencionar muchos, personas que compran una casa sin la aprobación de Dios, y cuando la economía se les sucumbe porque no pueden pagar, llaman a todos los hermanos de la iglesia para que oren por provisión económica.

Sin revelación no hay dirección. Sin dirección no hay destino ni cumplimiento.

“Donde no hay dirección divina, no hay orden; ¡feliz el pueblo que cumple la ley de Dios!” Proverbios 29: 18 (DHH)

Facebook Comments
130 Views