Los tres tipos de tentación

Al diablo se le resiste con la Palabra de Dios, a la tentación hay que huirle

“Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte” Santiago 1:13-15

Según el diccionario de la Real Academia Española la tentación es: Instigación o estímulo que induce el deseo de algo, persona, cosa o circunstancia que la provoca. Solicitación al pecado inducida por el demonio.

Todos en algún momento somos tentados, y las tentaciones son variables y esto es por la concupiscencia de cada quien.

Los tres tipos de tentación por los cuales el ser humano está expuesto son: Cuerpo, Alma, Espíritu. Nuestro Señor sufrió estas mismas tres tentaciones cuando el Espíritu Santo lo llevó al desierto.

La primera tentación fue en el cuerpo: Mateo 4: 3

La segunda tentación fue en el área del alma: Mateo 4: 5-6

La tercera tentación fue en el área del espíritu: Mateo 4: 8-9

La Biblia nos dice en Hebreos 4: 15: “Nuestro Sumo Sacerdote comprende nuestras debilidades, porque enfrentó todas y cada una de las pruebas que enfrentamos nosotros, sin embargo él nunca pecó”. Nueva Traducción Viviente (NTV)

Al diablo se le resiste con la Palabra de Dios, a la tentación hay que huirle. Ese fue el caso de José y la esposa de Potifar, ella lo sedujo y el salió huyendo (Génesis 39: 12).

Cada día que venga la tentación debemos de identificar en cual área estamos siendo tentados, en el cuerpo, en el alma o en el espíritu.

Dios nos ama tanto que siempre nos da una salida a la tentación: “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar” 1 Corintios 10:13

Reflexiona Sobre Esto

  • ¿Ya ha identificado claramente cuáles son las tentaciones que le afectan más?
  • ¿Siempre que llega la tentación usa la salida que Dios le da?

Lectura Del Día

Mateo 4: 1-11

1 Views
Facebook Comments