Experimentando milagros

Los seres humanos siempre necesitamos los milagros de la mano divina de Dios. Ya sea para provisión, sanidad, liberación, paz, o cualquier milagro sobrenatural.

“En la ciudad de Éfeso, Dios hizo grandes milagros por medio de Pablo. La gente llevaba los pañuelos o la ropa que Pablo había tocado, y los ponía sobre los enfermos, y ellos se sanaban. También ponía pañuelos sobre los que tenían espíritus malos, y los espíritus salían de esas personas.” Hechos 19:11-12 Traducción en lenguaje actual (TLA)

Cuando se hace la pregunta ¿quién necesita un milagro? Sin importar el lugar donde se encuentren, la mayoría de personas levantan la mano. Los seres humanos siempre necesitamos los milagros de la mano divina de Dios. Ya sea para provisión, sanidad, liberación, paz, o cualquier milagro sobrenatural.

El que hace los milagros es Dios, pero el Señor usa personas comunes y corrientes que le creen a Él, y que están dispuestas a servir al Padre Celestial.

Por mucho tiempo se había creído que los milagros que Dios hacia eran exclusividad de un grupo reducido de ministros. Lo cual provocó ideas erróneas, haciéndole creer a las demás personas que tenían que esperar que alguien orara por ellas para recibir un milagro.  La Biblia nos narra los testimonios como Dios usaba a hombres poderosos en el espíritu y con una fe en crecimiento. Las buenas noticias es que el sacrificio de Jesucristo en la Cruz no fue solo para darnos salvación eterna. Dios ha dado por medio del Espíritu Santo dones espirituales, para que la iglesia (todos los creyentes) experimente lo sobrenatural de Dios, entre ellos grandes milagros.

El que hace los milagros es Dios, pero el Señor usa personas comunes y corrientes que le creen a Él, y que están dispuestas a servir al Padre Celestial. No hay que esperar el momento para asistir a la iglesia con la esperanza de recibir un milagro. El milagro puede estar llegando en este momento a su vida. ¿Y que tal que usted sea un instrumento de bendición en las manos de Dios para que otras personas experimenten los milagros del Señor?

El milagro puede estar llegando en este momento a su vida.

Pídale al Espíritu Santo los dones, pídale al Señor que usted pueda entrar en la vida sobrenatural y así bendecir a otras personas con los milagros creativos de Dios.

Reflexiona Sobre Esto

  • ¿Hace cuánto no experimenta un milagro?
  • ¿Cree usted que Dios lo puede usar de manera sobrenatural?

Lectura Del Día

Hechos 8: 4-25 , Juan 6 

133 Views
Facebook Comments