El Cuerpo de Cristo

"La iglesia que es la novia de Cristo debe de ser conocida como una iglesia poderosa, donde el infierno tiembla cuando la iglesia avanza"

“Si una parte sufre, las demás partes sufren con ella y, si a una parte se le da honra, todas las partes se alegran. Todos ustedes en conjunto son el cuerpo de Cristo, y cada uno de ustedes es parte de ese cuerpo” 1 Corintios 12: 26-27 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Si usted tuviera que describir su iglesia, que diría: ¿amorosa, de unidad, familiar, única, tradicional o moderna? La iglesia primitiva sabía que la iglesia de Cristo era una iglesia Poderosa en el Espíritu Santo. La iglesia que es la novia de Cristo debe de ser conocida como una iglesia poderosa, donde el infierno tiembla cuando la iglesia avanza. El Cuerpo de Cristo como tal es un cuerpo vivo, pero para que haya una manifestación gloriosa es necesario que todos sus miembros crean a la Palabra de Dios, y cuando crean de manera contundente entonces el accionar producirá un movimiento destructivo para el infierno pero de edificación para los creyentes.

El verdadero poder de la iglesia es espiritual, no es emocional, no es político, ni social. El Cuerpo de Cristo para que sea poderoso no tiene que ser el que más actividades haga, sino el que más obedece a la Palabra de Dios.

"El Cuerpo de Cristo para que sea poderoso no tiene que ser el que más actividades haga, sino el que más obedece a la Palabra de Dios"

Si queremos ser creyentes poderosos en el espíritu, que donde vayamos se manifieste la gloria de Dios, tenemos que alinearnos con la voluntad del Padre Celestial. El poder de Dios no está disponible para los que ven la iglesia como un club social, en vez de verlo como fuente inagotable con el Poder del Espíritu Santo. 

Cristo dio una comisión a su iglesia: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” Mateo 28:19-20

La iglesia obligatoriamente tiene que hacer discípulos, lamentablemente muchas congregaciones se conforman con reuniones siempre con los mismos hermanos por que no evangelizan y no llevan a cabo la gran comisión.

Cada creyente es responsable del avivamiento individual, y luego todos juntos en la unidad del Espíritu Santo provocaran un despertar y una manifestación poderosa y gloriosa donde el Cuerpo de Cristo se reúna, estoy seguro que es lo que Cristo quiere que vivamos todos nosotros.

Reflexiona Sobre Esto

  • ¿Cómo describiría al Cuerpo de Cristo?
  • ¿Usted vive experimentando periódicamente milagros poderosos?

Lectura Del Día

Efesios 4:11-16

Facebook Comments
192 Views