¿Dónde está Dios cuando hay problemas?

“Además, yo estoy contigo y te protegeré dondequiera que vayas. Llegará el día en que te traeré de regreso a esta tierra. No te dejaré hasta que haya terminado de darte todo lo que te he prometido. Entonces Jacob se despertó del sueño y dijo: “¡Ciertamente el Señor está en este lugar, y yo ni me di cuenta!” Génesis 28:15-16 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Si estuviera en nuestras manos diseñar nuestra vida, definitivamente evitaríamos los problemas.  Pero la Biblia nos enseña que Dios siempre tiene un propósito en las tormentas de la vida.

Cuando las adversidades llegan, si no hay una comunicación constante y firme con El Señor el carácter cambia, puede llegar la ira, la frustración y si no se toma las medidas que la Palabra nos recomienda el problema se puede volver mucho más grande.

Isaac envió a su hijo Jacob con una promesa y declaró bendición sobre él: Dios haga fructificar y te multiplique”.  También le hizo una advertencia: “No te cases con ninguna mujer de esta tierra de Canaán”.  En el largo camino llegó la noche, tuvo sueño y se acostó a dormir.  En ese lugar Dios se le apareció y le habló. 

"Dios desea que cada uno de sus hijos tenga sueños con El"

A los creyentes les suceden cosas similares.  Tienen las promesas de Dios, las advertencias del Padre Celestial de no hacer lo que no conviene, pero en el caminar diario puede llegar momentos de oscuridad, donde ya no hay luz natural y es necesario ser guiados por la Luz de Cristo.  Los problemas pueden ser como la oscuridad de la noche, la cual puede traer miedos, inseguridad y puede complicar el buen caminar.  Cuando hay problemas que no se puede ver más allá en el caminar, es necesario reposar en el Espíritu Santo.  Dios desea que cada uno de sus hijos tenga sueños con El.  La pregunta más común cuando llegan los problemas es: ¿Dónde está Dios?  Esa pregunta tiene una respuesta: Dios está con nosotros.

Las situaciones difíciles, ya sea cansancio, problemas, inseguridades o falta de dirección, El Señor las puede utilizar para suavizar nuestro carácter, poner una almohada (como hizo con Jacob) y hablarnos.  Cuando hay problemas Dios está más cerca de lo que pensamos o imaginamos.

La pregunta más común cuando llegan los problemas es: ¿Dónde está Dios? Esa pregunta tiene una respuesta: Dios está con nosotros.

Reflexiona Sobre Esto

  • ¿A quién recurre cuando hay problemas?
  • ¿Sabía que los problemas Dios los puede utilizar para enseñar cosas nuevas?

Lectura Del Día

Mateo 28:16-20

1 Views
Facebook Comments