Dile adiós a la aflicción

Dios prometió sacarlos de su aflicción, y les dijo que los llevaría a una tierra de abundancia, la tierra que fluye leche y miel, y así lo hizo.

“Y he dicho: Yo os sacaré de la aflicción de Egipto a la tierra del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo, a una tierra que fluye leche y miel. Y oirán tu voz; e irás tú, y los ancianos de Israel, al rey de Egipto, y le diréis: Jehová el Dios de los hebreos nos ha encontrado; por tanto, nosotros iremos ahora camino de tres días por el desierto, para que ofrezcamos sacrificios a Jehová nuestro Dios.” Éxodo 3:17-18 

El pueblo de Israel vivía oprimido, angustiado y completamente desmotivado porque vivían en esclavitud en tierra de Egipto. Dios prometió sacarlos de su aflicción, y les dijo que los llevaría a una tierra de abundancia, la tierra que fluye leche y miel, y así lo hizo.

"Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová" Salmo 34: 19

Al día de hoy hay mucho pueblo de Dios que también viven oprimidos, angustiados, desmotivados y en miseria. El mundo ha querido acabar con sus principios, y el mundo no quiere que los hijos de Dios adoren a su Padre Celestial.  Aun así no debemos de olvidar que todos los que somos hijos tenemos las promesas de Dios, las cuales se han ido cumpliendo y se seguirán cumpliendo. Jesucristo dijo: “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”, eso significa que estamos en victoria.

"Nadie dijo que el paso por este planeta tierra sería fácil, pero Dios si dijo que nos sacaría de aflicción"

Nadie dijo que el paso por este planeta tierra sería fácil, pero Dios si dijo que nos sacaría de aflicción, El Señor dijo que por medio de su Cordero rompería toda esclavitud y daría vida eterna a todo el que creyera en Él. Las promesas de Dios son verdad, y a nosotros nos corresponde declararlas, creerlas y caminar por fe. Pase lo que pase, el creyente no puede acostumbrarse a la esclavitud ni a la opresión, la tierra que fluye leche y miel está lista para recibir a los hijos de Dios, por eso en este día, dile adiós a la aflicción en el nombre de Cristo Jesús.

Reflexiona Sobre Esto

  • ¿Hay costumbres en su vida que aún le atan al mundo?
  • ¿Vive una vida completamente en libertad?
  • ¿Cree a las promesas de Dios?

Lectura Del Día

Romanos 8:28-39 

1 Views
Facebook Comments