Cambiando lo malo por lo bueno

Para cambiar lo malo por lo bueno primero hay que tener una mente renovada en el Espíritu Santo.

“El que era ladrón deje de robar y trabaje haciendo algo provechoso con sus manos, así podrá compartir con el que no tiene nada” Efesios 4:28 Palabra de Dios para Todos (PDT)

A ninguna persona que esté bien de sus cinco sentidos le gustaría cambiar algo bueno por algo malo. Pero si puede cambiar lo malo por lo bueno. El apóstol Pablo en su carta a los habitantes de Éfeso les dio varias recomendaciones, entre ellas que toda persona que ha aceptado a Cristo, tiene que despojarse de sus malos hábitos, al igual los creyentes de hoy tienen que hacerlo.

Les dio una advertencia, dejen de vivir como los que no tienen al Señor. Y es que cuando una persona nace de nuevo, su espíritu es renovado, es una nueva criatura pero sus pensamientos siguen siendo los mismos, por lo cual cada quien debe de ir despojándose de sus malos actos, los pensamientos que no son de Dios y sus acciones deben ser renovadas día con día.

Para cambiar lo malo por lo bueno primero hay que tener una mente renovada en el Espíritu Santo. Cada persona en Cristo, tiene que hacerlo todos los días, y el proceso es igual para el recién convertido como para el que ya tiene muchos años, renovar su mente, renovar su espíritu, así de esta manera se cambia lo malo por lo bueno.

Cada creyente es responsable de dejar atrás la forma de vida de mundo, tienen que aprender a renovar su espíritu y revestirse del nuevo ser. Las mentiras, los robos, las apariencias vanidosas, las obras de la carne deben de ser cambiadas por todo lo nuevo que  Dios ha decretado para sus hijos.

Si aún le quedan cosas por cambiar, no se quede con lo viejo, no se quede con lo que no sirve, pídale al Señor que le renueve, que le restaure y que le bendiga con lo que Él tiene para usted.

Reflexiona Sobre Esto

  • ¿Qué cosas en su vida tiene que cambiar?
  • ¿Ha permitido que Dios cambie su vida?

Lectura Del Día

Efesios 4:17-32  

Facebook Comments
82 Views